arantxa isidoro

Una brander* que siempre está escribiendo

La identidad verbal

La identidad verbal

Hay una marca de relojes suizos que en una de sus campañas añade este copy a sus fotos:

“Nunca eres realmente propietario de un Patek Philippe. Simplemente lo custodias para la siguiente generación”.

Lucía Be, empresaria con una tienda de productos y accesorios femeninos, se comió el mundo con su campaña “La vida es una verbena” (igual que con todas las comunicaciones que se curra). Esta chica mueve masas con frases que decimos todo el rato tú y yo.

Diferencia pequeñita la de una fábrica con materiales preciosos y otra con flores del campo. Pues sí.

Pero las dos empresas triunfan a lo bestia. Una comerciando con oro y otra con proveedores de ratán.

No tiene nada que ver un sector con el otro.

No se parecen en nada un mensaje de marca al otro.

Pero cada marca enamora a sus clientes con su personalidad y su identidad verbal. Y lo petan.

El poder de una marca para atrapar está en ponerse en línea directa con sus clientes y las palabras son electricidad pura si se utilizan bien.

El error de muchos negocios al empezar (y a veces al continuar) está en ir primero al logotipo, colores, diseño web… Así, sin freno y hacia delante.

Si, con suerte, dan con un profesional de verdad igual les hace un buen estudio previo de lo que quieren que sea la marca. Y con más suerte todavía, el que está para montar su negocio, le sabrá responder a las preguntas.

Dentro de esas preguntas debería haber unas muy importantes, que bien formuladas y bien respondidas terminarán con una excelente identidad verbal para la marca.

La identidad verbal va desde el naming (idear el nombre de la marca) hasta una campaña de comunicación, pasando por la publicación de los contenidos de un blog, la redacción de las newsletters y la frasecita que lleva tus cajitas de papel. Las palabras, las historias, los mensajes… son la herramienta para explotar la personalidad de la marca y conectar.

En mi newsletter diario envío un consejo sobre marca que te estás perdiendo si no estás apuntado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *