arantxa isidoro

Una brander* que siempre está escribiendo

Decidir el nombre

Decidir el nombre

Desde que era pequeña he tenido una manía, frikada o como lo quieras llamar.

Me fijo en los nombres de las empresas, marcas o productos y me imagino su origen, quién los inventó y cómo llegó a ellos. Me creo mi propia historia.

Ahora es más fácil conocer el origen verdadero pero cuando era pequeña no era sencillo saber de dónde venía un nombre que veía en un anuncio de la tele o en un poster de la farmacia.

En branding esta parte creativa se llama naming y a mí es una de las que más me cuesta y a la vez más me gusta. El nombre es una decisión importante que hay que tomar al empezar y para encontrar la mejor respuesta hay que pararse a pensar.

Hay mucha literatura, y mucho listo también, respecto a cómo debe ser un buen nombre para funcionar a nivel comercial. Corto, legible, emocional, evocador, con dominio disponible, etc.

Sobre todas estas condiciones hay diferentes criterios. Mi experiencia me dicta que hay que echarle mucho sentido común y poner por delante tu objetivo prioritario.

Como hablamos de nombres relacionados con un negocio se sobreentiende que la función principal es vender, pero una venta tiene un recorrido. Primero llegas, después te conocen, luego confían y finalmente, si todo va bien, te compran.

Por eso cuando ideas un nombre hay que considerar todas esa fases como parte del objetivo final.

Habrás oído que es interesante poner el nombre a prueba para que otros te den su opinión.

Vale, primero tu hermano, tu prima y el amigo de tu vecino que sabe de empresa, pero no está de más que hagas una pequeña encuesta a un grupo de personas un poco más neutras. Y considérate a ti también. Si el nombre te rechina será difícil que lo vendas con ganas.

Una última apreciación.

Encontrar el nombre puede llevarte semanas, meses y años. No te quedes con el que surja en 5 minutos pero tampoco condiciones todo a que sea el perfecto, ideal y chachi guay.

Si quieres recibir artículos que no están por aquí apúntate a mi newsletter y recibe cada día ideas de marca para tu negocio y tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *