Más allá de un logotipo, una marca es pasión, talento, valor, creencias, historia, personalidad,… que dejan huella.

Hola soy Arantxa

arantxaisidoro nació de mi inquietud emprendedora y de mi aspiración por lograr que otras personas vivan sus negocios con una intensidad emocional transformadora.

Quedar impactada por un anuncio con un mensaje y una música rompedores, vivir una experiencia de compra memorable o disfrutar de la gráfica de una imagen de marca diseñada con un estilo que me inspira son algunas de las cosas que me ponen la piel de gallina, me hacen saltar una lágrima o me arrancan una sonrisa. Esas sensaciones muchas veces no las puedo explicar con palabras pero me dan un impulso positivo que me da vida.

Esa forma de Branding Emocional la aplico en mi día a día porque hay marcas por todas partes pero las que se recuerdan son las que no te dejan impasible, las que de alguna manera te tocan la fibra sensible.

Mi personalidad y la que por extensión empapa mi marca, me invitan a ayudar a otras marcas a provocar esas mismas sensaciones y sentimientos que conducen a impactar y a entrar en el corazón de un público que no puede resistirse a esos inputs y se convierte en tu cliente.

Lejos ya de las grandes corporaciones, me apasiona todo lo que rodea a la construcción de una marca pequeña y me entusiasma buscar la fórmula emocional que convierta un negocio en el lugar donde la persona que hay detrás pueda sentirse ella misma y atraer desde su talento.

Arantxa Isidoro. Sobre mí.

Ven conmigo y descubre cómo el brillo de tu marca está en el branding emocional. Tu pequeña marca también puede ser grande

¡TE LO EMPIEZO A CONTAR HOY!

lado personal
lado-personal
  • Nací en un pueblecito de pescadores en una isla muy cariñosa. Actualmente vivo en Madrid aunque he residido en varias ciudades además de en Milán y Dublín, experiencias que ya forman parte de mi historia.
  • He pasado por diferentes vivencias profesionales y personales que me han hecho darme cuenta de que quiero sentir la vida en lugar de verla pasar.
  • Me acerco a las personas y las cosas que me inspiran. Me gusta el olor del mar que atrapa la brisa en la playa. La sensación del sol en mi cara en una fría mañana de invierno. Despertarme fuera de casa en una escapada de fin de semana.
  • Mi forma de vida ideal contempla un trabajo deslocalizado que me acerca a las personas que quiero y están lejos permitiéndome disfrutar de ellas sin desatender mi negocio.
  • Ante todo, soy madre de dos niñas a las que me encanta dedicar tiempo y con las que me río mientras me enseñan la vida desde un punto de vista mucho más inocente que el mío.