Recuperar mi vida profesional…

Arantxa-Isidoro_vida-profesional

Después de un tiempo de baja, de unas vacaciones largas o de cualquier otra circunstancia que te aparta de tu trabajo por un tiempo, a veces sientes el anhelo de reencontrarte con las sensaciones que te aporta tener una vida profesional. Aunque en el fondo lo que echas de menos es algo más concreto como tener un horario ordenado o flexible porque tú lo pautas, volver a compartir con personas ajenas a tu círculo más íntimo o de nuevo saborear tu añorada soledad creativa, retomar la comodidad de cumplir con lo que diseñan para ti o ser tú quien decide cómo, cuándo y con quién.

Recuperar tu vida profesional te puede devolver a lo que habías dejado durante un tiempo o puede ser el intento de un nuevo camino que te permita tomar las riendas de esa mitad de tu vida en la que no está tu parte personal.

Sueño de muchos, anhelo de tantos, el trabajo es una fuente de riqueza y de vida. Riqueza no en el sentido económico, que también, sino en el que te llena y te hace crecer. Fuente de vida porque ocupa un tiempo importante a lo largo de un día y de años y porque sigue escribiendo tu historia.

Reencontrarte con tu trabajo o darle una nueva forma a tu profesión puede traer emociones encontradas como miedo e ilusión, valentía y cuidado, optimismo y respeto. Yo siempre trato de buscar la armonía para que lo que pueda parecer negativo esté arropado por lo positivo y convierta lo que pretendo en un lugar cómodo al que incorporarme cada día.

Tener la inquietud de encontrar una vida profesional que te llene es muy valiente per se. Con los años podrás mirar atrás y saber que lo que hiciste mereció la pena y que, estés o no donde querías estar, no pesará sobre ti la carga de no haberlo intentado. Yo creo que siempre hay que tratar de avanzar, de mejorar, de caminar hacia delante mientras eres muy consciente de tu presente y del momento en el que estás. No es lo mismo tener hijos a los que no les quieres robar tiempo, que estar soltero y sin compromiso con tiempo de ocio sin ocupar. Tampoco es lo mismo ser estudiante sin ningún ingreso propio aunque te impulse la ambición que tener tus propios ahorros que puedas dedicar a una inversión empresarial.

Tú mismo puedes reflexionar sobre lo que te aporta tu vida profesional actual, ya sea por cuenta propia o ajena, y lo que te gustaría cambiar. Puede estar en tus sueños tener un negocio propio, encontrar la oportunidad de exprimir tu talento o aportarle tu magia a una marca muy personal. Sólo tienes que hacerte las preguntas apropiadas para saber si te quieres quedar dónde estás o si recuperar tu vida profesional implica moverte hacia algún lugar.

Quizás tengas dudas y no estés seguro de lo que quieres en realidad o a lo mejor lo tienes muy claro pero no sabes por dónde empezar a cambiar. No dejes que la impaciencia te queme, date tiempo para pensar con serenidad pero tampoco te duermas en tus sueños porque si esperas demasiado quizás nunca vas a calmar tu curiosidad.

Una buena manera de empezar a madurar es preguntarte si te sientes cómodo con tu vida profesional, en horario, en lugar, en actividad, en lo que te aporta, en cómo lo vives, en lo que obtienes, en lo que te motiva, … Luego puedes hacer una lista de lo que valoras en un trabajo y comprobar si lo que has anotado se cumple ahora mismo con lo que haces. Después pensar en tu vida personal y reflexionar sobre si hay armonía entre ella y tu mitad profesional.

Yo en su día me hice esas preguntas y mis respuestas me llevaron claramente a virar mi dirección profesional. Parece una frase de película pero fue la mejor decisión que tomé en mi lado no personal. Liderar mi propio proyecto y construir mi propia marca supone mucho más tiempo y más esfuerzo que mi anterior profesión. No tengo ninguna seguridad de a dónde voy a llegar pero ahora tengo mucha más vida en todos los sentidos y tengo la certeza de que voy por el camino que yo decido. Yo elegí recuperar mi vida profesional. ¿Qué eliges tú?

 

 

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *