Morucha Cucamona: Una marca con fuerza

Morucha Cucamona_fuerza

 

No dejo de escuchar que existen estrategias y fórmulas “infalibles” para conectar con el público y a la vez un montón de comentarios de personas que empiezan a frustrarse por no conseguir vender. Creo que quizás voy a tirar la esperanza de alguien pero querría romper el mito de la inmediatez de unos pocos pasos rápidos para triunfar.

Yo trabajo con proyectos y marcas como la tuya, que nacen con la intención de cambiar algo en tu vida profesional. Por supuesto que necesitas vender, pero lo sensato y lo que va a dar continuidad a tu negocio es que nazca con una base sólida y duradera a largo plazo.

A un carácter emprendedor como el nuestro le cuesta asimilar la palabra calma, pero esto no quiere decir que tienes que dejar de hacer, ni mucho menos. Consiste en que desde el principio todo debe crecer girando en torno a un mismo punto. Una marca genuina que impacte y que a la vez sea el reflejo de una personalidad que se pueda palpar. Sólo desde ahí vas a poder construir todo lo demás. Una buena web, una propuesta de productos y servicios, una comunidad de seguidores, etc… Todo será mucho más fácil si existe una marca que guía la arquitectura de lo que necesitas construir en tu negocio.

Quería compartir contigo un ejemplo de lo que estoy tratando de explicar.

MORUCHA CUCAMONA: mediterráneamente imperfecta

Morucha Cucamona4

 

Este proyecto se acaba de estrenar y me encanta poder compartirlo contigo. Es una marca que abandera sus valores, desborda personalidad y transmite las emociones que su dueña siente cuando se pone al frente de lo que quiere convertir en su modo de vida.

Su tagline “mediterráneamente imperfecta” habla por sí solo. Parece mentira que lo ideáramos en una mañana. Cuando todo surge desde la naturalidad, la inspiración llega fácilmente.

Isabel me conoció a través de un curso. Resolviendo sus dudas surgió la oportunidad de empezar juntas a trabajar su marca y desde el minuto cero me cautivó su personalidad. Me contagiaba su entusiasmo por la costura y la energía que desbordaba para sacar su proyecto adelante. Le propuse empezar a construir su marca desde esa base. Fue un reto placentero que se convirtió en un viaje fascinante para las dos.

 

Morucha Cucamona3

Morucha Cucamona es una shop online de complementos

 

Confieso que me he enamorado de Morucha Cucamona. Pero no porque haya participado en su creación sino porque todo lo que respiro cuando entro en contacto con ella, termina atrapándome… la historia, su manifiesto, su presentación, lo que comunica… y finalmente, aunque parezca mentira que los mencione al final, sus productos.

Para que alguien se decida a comprarte, y más en una shop online, antes ha tenido que percibir esa conexión entre tu marca y él. Hoy es imprescindible que eso suceda para poder vender. Si no tienes una marca humanizada y que sepa comunicar no va a surgir el engagement y tu marca se va a olvidar.

Los bolsos, sacos, toallas y pareos de Morucha Cucamona son los productos que ofrece, pero su marca es mucho más. Transmite, no está vacía y tiene mucho que contar. Es una marca que se mantiene viva.

Isabel no pensaba que iba a tener que trabajar tantos aspectos durante su puesta en marcha. Es verdad que prefiere centrarse en lo que le gusta, que es diseñar y confeccionar sus productos, pero entendió desde el principio que sin todo lo demás ella no podría dedicarse a su pasión.

 

Morucha Cucamona1

 

El proceso con Isabel comenzó con un mentoring de marca, en el que surgieron todos los ingredientes para crear su branding emocional. Dimos sentido a su proyecto teniendo presentes siempre los valores, el talento, la personalidad y la historia de Isabel, dejando un hueco importante a su parte personal para que su modelo de negocio siga su estilo de vida ideal.

Al final teníamos trazado su plan de marca con todos los objetivos hasta su lanzamiento. Después se apuntó a mi acompañamiento mensual brand with you para seguir consultando sus dudas y contrastando sus pasos. Así combatía la soledad del emprendedor y perdía el miedo a lanzarse a la piscina. Escribimos juntas los textos de su web, sus primeros posts, contrastamos a quién podría contratar para diseñar su web o trazar su plan de comunicación, … Todo lo que hemos conseguido ha surgido de ella misma. Yo le he ayudado a enfocarlo y ordenarlo maximizando su potencial.

El resultado es ahora una realidad. Morucha Cucamona es fuerza, frescura, estilo, sostenibilidad y un poco de rebeldía. Una apuesta diferente que abre ahora su shop. ¿Quieres sentir el olor del verano y la sensación de libertad? Entra en su web y dime qúe te transmite a ti…

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *