¿Logros personales o profesionales?

Logros personales

¿Por qué algunos creen que un certificado C1 de inglés vale más que la experiencia de 1 año de vida en Bangladesh? O ¿por qué otros consideran de más valor haber cursado un MBA que haber superado una grave enfermedad? En nuestro día a día estamos continuamente tomando decisiones y cada vez que lo hacemos elegimos una opción para descartar otras y así se va forjando el camino por el que pisamos. Unos pasos nos acercarán más a nuestro propio éxito y otros quizás nos alejen o simplemente no nos permitan avanzar.

Cuando decidí que quería cursar mi beca Erasmus en Italia por suerte o por todo el italiano que empollé antes de ir para certificar mis horas me concedieron mi primera opción. Pasé 6 inolvidables meses de mi vida en Bérgamo. ¿Aprendí italiano? Por supuesto, pero para mí fue mucho más enriquecedor y un logro mucho más importante haberme sabido desenvolver yo sola en el extranjero, haber convivido con otros estudiantes de procedencias muy distintas, haber bebido de una cultura tan apasionante y haber vuelto a mi casa tan entera como me fui, cosa que a veces dudaba después de tanta intensidad.

Para mí un logro fue que el chico más atractivo (a mi parecer) de todo el instituto se fijara por fin en mí y saliéramos juntos. Para mí fue un logro superar un atisbo de depresión después de superar una enfermedad que me mantuvo en alerta y con los niveles de adrenalina desorbitados durante meses porque tenía dos niñas muy pequeñas que me necesitaban tanto como yo a ellas. Para mí fue un logro escribir y leer un texto dedicado a mi hermana y su marido el día de su boda y conseguir que todas las personas que lo escucharon se emocionaran por un mismo motivo.

¿Y todo eso no tiene más valor que los títulos más reconocidos del mundo? Para mí sí y estoy segura de que la manera en que me han hecho adquirir valores, experiencia, conocimientos, fortaleza y crecimiento personal en definitiva me permite ser una persona mucho más plena y capaz de enfrentarme al tipo de trabajo que me proponga.

Si no tengo exactamente los conocimientos que necesite no tendré ningún problema en buscar los recursos que me hagan falta para conseguirlos o en encontrar la alternativa para resolver el proyecto de manera satisfactoria.

Vivimos la acumulación de títulos como una necesidad para hacernos un hueco profesional sin darnos cuenta de que la burbuja universitaria pretendía convertirnos en “commodities”, bienes sin ninguna diferenciación. Yo me niego a entrar en esa rueda de ratón en la que por mucho que corras siempre ocurre lo mismo. Para mí poner personalidad, aportar sentimiento a las cosas que vivo aunque sea la formación más plana del mundo, es lo que me hace ser consciente de lo que me aporta cada aprendizaje e idear la manera más atractiva de compartirla con quienes están a mi alrededor. Eso sí es un logro.

Siento la necesidad de la intervención de la parte emocional además de la razón en prácticamente todo lo que hago. No es que actúe siempre según me brota. Por supuesto que utilizo la razón, pero mi forma de ser me lleva siempre a la profundización para exprimir al máximo cada experiencia y eso no lo consigo dejando a un lado mis sentimientos.

Los logros personales tienen, a todos los niveles, mucho más valor que los títulos académicos. La cuestión es saber explotarlos y transmitirlos a tus colaboradores cuando estás cerrando un trato. En España está mal visto venderse a uno mismo. Culturalmente nos han inculcado que no hay que destacar ni llamar la atención. Era mejor pasar desapercibido para mantener tu puesto de trabajo. La teoría del “yo aquí calladito y sumiso para no llamar la atención y mantenerme”. Pero eso hace que desarrolles tu trabajo en función de lo que otro quiere.

Si tú vales para algo, lo único que tienes que hacer es creértelo de verdad y venderlo a los demás. Si lo consigues, harás que otros te valoren y podrás seguir sumando logros: más colaboraciones, más clientes, más ventas, vivir de lo que haces y en definitiva más felicidad. ¿Hay un logro mayor que ese?

¡Compártelo!

Comentarios

  1. Belen dice

    Enhorabuena Arantxa, da gusto leerte, un balsamo y una gran ayuda para levantarse con animo cada mañana y para disfrutar de lo realmente importante. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *